What differentiates a good quality mosaic lamp from cheaper alternatives?

Las lámparas de mosaico turcas pueden rastrear sus orígenes hasta los días anteriores a que la Roma bizantina dominara el Mediterráneo. De hecho, la tradición del mosaico en Asia Menor, como se ha llamado durante mucho tiempo a esta parte del mundo, es una que ha informado la cultura y ha agregado un sentido de vitalidad a la región desde los días de los sumerios; que son anteriores incluso a las grandes pirámides de Giza. Es esta historia y estas asociaciones culturales vitales las que informan cada lámpara de mosaico turca genuina que se produce hoy en día y es este legado indeleble el que dota a cada lámpara que vendemos en World Home Living con su aire distintivo y sentido de atemporalidad.

El significado cultural de las lámparas de mosaico turcas

No está claro exactamente cuándo se ensamblaron los primeros mosaicos, pero una cosa es cierta: los mosaicos han desempeñado un papel importante en la cultura de lo que ahora es Turquía desde que la humanidad comenzó a establecerse en comunidades organizadas tras el desarrollo de la agricultura. Los mosaicos son un elemento clave de casi todos los sitios históricos descubiertos en esta área, por lo que es evidente que las lámparas de mosaico no son solo una idea inteligente que tuvo un decorador hace 100 años y que despegó. Son parte del alma de la región, integrados en el ADN de las personas que viven allí. De hecho, los mosaicos son un componente tan enorme del legado cultural local que hay no menos de media docena de importantes museos de mosaicos en la Turquía actual, que incluyen:

  • > Museo del Mosaico de Antakya
  • > Museo del Mosaico del Gran Palacio
  • > Museo de mosaicos Haleplibahce
  • > Museo del Mosaico Kariye
  • > Museo del Mosaico Misis
  • > Museo del Mosaico Zeugma

De estos, los museos de mosaicos de Antakya, Haleplibahce y Zeugma se encuentran entre los museos de mosaicos más grandes e importantes del mundo.

Expresión única dada un vehículo único

La pirámide fue una forma de expresión arquitectónica que surgió en varias partes del mundo cuyas personas no tenían contacto entre sí. Los constructores de pirámides de América Central no tenían forma de conocer las pirámides que se alzaban sobre la meseta de Giza. Asimismo, los chinos estaban construyendo tumbas en forma de pirámide hace 2000 años, mucho antes de que hubiera ningún contacto significativo entre los pueblos de Oriente Medio y China.

Sin embargo, los mosaicos surgieron únicamente en esta parte del mundo mediterráneo. Si bien los romanos los extendieron posteriormente por toda Europa y el norte de África y hoy en día se pueden ver en todos los rincones del mundo, sus orígenes son exclusivos de Asia Menor. Y así es con las lámparas de mosaico. Si bien la idea fue plagiada y popularizada en Occidente por Louis Comfort Tiffany hace un siglo, las lámparas de mosaico surgieron como un brazo directo de la tradición artesanal turca y, como tales, son un verdadero componente cultural de la población local. Eso es algo que no se puede decir de las lámparas Tiffany, que, si bien se pueden disfrutar a nivel decorativo, no tienen un significado cultural real.

Cuidado con las imitaciones baratas

Durante las últimas dos décadas, los mercados públicos y las tiendas de descuento de todo el mundo se han visto inundados con todo tipo imaginable de productos falsificados. Desde bolsos de diseñador hasta relojes, ropa, ropa deportiva e incluso automóviles (las fábricas chinas producen de todo, desde falsos Rolls Royce Phantom hasta falsos miniautos "inteligentes"). Por lo tanto, no sorprende que las artesanías turcas falsas, incluidas las lámparas de mosaico, también salgan de los talleres clandestinos de países lejanos y lleguen a sitios web minoristas respetables que no nombraremos aquí. Para asegurarse de que está obteniendo lo real, asegúrese de comprar sus lámparas de mosaico de la fuente más confiable: World Home Living

Insistir en lo real

Cada lámpara de mosaico que vendemos está fabricada por hábiles artesanos turcos, muchos de los cuales son comerciantes de tercera o cuarta generación. Cada lámpara es un ejemplo inmaculado de expresión cultural en su máxima expresión y seguramente encontrará un lugar de honor dentro de la decoración de su hogar. También agregan un aire de calidez y comodidad a restaurantes, tabernas, albergues de esquí y más.

Cuando esté buscando el artículo perfecto para activar la decoración de su hogar o negocio, no busque más allá de las lámparas de mosaico turcas hermosas, atractivas y genuinas de World Home Living. Encontrará una gran colección en este sitio web o pase por nuestra sala de exhibición en Birmingham.

Para obtener más información sobre cómo integrar nuestras increíbles lámparas de mosaico en su hogar, consulte nuestra increíble Guía de integración.

El arte de la fabricación de vidrio ha jugado un papel central en la cultura de Asia Menor desde los días del Imperio bizantino. Todavía encuentra expresión en la artesanía turca de hoy, sobre todo en las impresionantes lámparas de mosaico que son un accesorio de tantos mercados en Estambul. En general, se cree que la fabricación de vidrio como arte alcanzó su pináculo de sofisticación en esta parte del mundo hace unos 500 años, cuando los talleres de la época producían innumerables jarrones de vidrio, cuencos, frascos y más. Fue también durante este período cuando aparecieron por primera vez las precursoras de las mencionadas lámparas de mosaico turcas.

El problema de la apropiación

Desde que aparecieron por primera vez en lo que ahora es Turquía durante el siglo XVI, las pantallas de lámparas de vidrio han sido objeto de un refinamiento constante. Pero si bien durante mucho tiempo han sido bien conocidos y apreciados en toda Anatolia, su belleza era desconocida en gran parte del resto del mundo hasta hace poco. Este tipo de hibernación cultural significó que cuando Louis Comfort Tiffany visitó Constantinopla durante el siglo XIX, estaba A) asombrado por lo que encontró y B) pudo llevar muestras a Occidente con él y usarlas como inspiración para las suyas propias. ahora lámparas legendarias.

La fiesta de presentación de Tiffany, por así decirlo, ocurrió en la Exposición Mundial Colombina de 1893 en Chicago, donde exhibió sus prototipos de lámparas en un entorno diseñado para emular una capilla bizantina. Fue un sutil guiño de aprecio a la tierra que le proporcionó su inspiración, pero la mayoría de la gente no entendió la referencia y hoy en día está prácticamente olvidada. En estos días, la mayoría de la gente cree que a Tiffany se le ocurrió la idea de la pantalla de la lámpara por sí mismo, cuando en realidad fue un ejemplo temprano de apropiación cultural.

Tiffany pasó a ser mundialmente famosa y fabulosamente rica gracias a su versión de la lámpara de mosaico mientras los artesanos de Turquía continuaban trabajando en la oscuridad. Afortunadamente, un número cada vez mayor de personas criadas con Tiffany (y las imitaciones típicamente de baja calidad que actualmente se producen en masa en su nombre) están entrando en contacto con las lámparas de mosaico turcas y descubriendo que LCT podría no haber sido el genio singular que todos suponían. ser. Cada vez más personas optan por hermosas lámparas turcas hechas a mano y descubren qué valiosa adición pueden ser para la decoración del hogar, el restaurante, el hotel o la taberna.

Subproductos de la globalización

A medida que las lámparas de mosaico turcas han ganado una mayor tracción cultural en Occidente, su popularidad no ha pasado desapercibida para quienes dirigen las fábricas de imitación en Oriente. El resultado es que a menudo encontrará lámparas turcas de imitación baratas en casi todas las tiendas de descuento del planeta en estos días. Es uno de los subproductos de la globalización y plantea la cuestión de cómo diferenciar una lámpara de mosaico de alta calidad de una copia barata producida en una fábrica en algún lugar.

Cómo distinguir las lámparas de mosaico de calidad de las imitaciones

Si bien hay suficientes diferencias de diseño sutiles entre las lámparas Tiffany genuinas y las lámparas de mosaico turcas genuinas para poder distinguirlas sin muchos problemas, ese no es el caso cuando se trata de distinguir las lámparas turcas genuinas de las imitaciones baratas. Los expertos en copias han hecho su tarea hasta el punto de que, desde unos pocos metros de distancia, puede ser difícil saber cuál es la cosa real y cuál es la copia. Entonces, a continuación, le proporcionaremos algunas cosas que debe buscar para indicar si una lámpara fue realmente hecha a mano en Turquía o producida en masa en otro lugar.

  • > Calidad del vidrio : cuando intente discernir si las lámparas son genuinas o copias, lo primero que querrá verificar es la calidad del vidrio. El vidrio de las lámparas de mosaico genuinas es pesado y tiene una presencia muy distintiva. Puedes sentirlo en la superficie. Golpee suavemente el vidrio con el nudillo para determinar si suena como algo real. Si lo que obtienes es el sonido plano y delgado del plástico, sabes que tienes una copia en tus manos.
  • > Color del vidrio : el vidrio de una lámpara turca genuina está hecho a mano con gran cuidado para imbuirlo de un color profundo y rico. Si no está seguro de si una lámpara es genuina o no, encienda el interruptor y mire bien el cristal. Si es pálido y el color parece desvanecido por la luz de la bombilla, es probable que se trate de una copia. Si, por otro lado, el color es audaz y rico y no se aleja de la bombilla, probablemente tengas una lámpara genuina en tus manos.
  • > La textura de la base : las lámparas turcas reales están hechas con bases de metal real, no de plástico. El metal tiene una sensación muy diferente a la del plástico. También tiende a reflejar la temperatura ambiente. Entonces, si hace frío en la habitación, la base estará fría y si hace calor, la base estará caliente. Así que pase su mano sobre la superficie de la base. Sabrás si es de metal o de plástico.
  • > El peso de la lámpara : el vidrio real hecho a mano es pesado. Un pedestal de metal sólido es pesado. Por el contrario, una pantalla de plástico barata y un pedestal diseñados para imitar materiales reales no pesan mucho. Toma la lámpara y considera su peso. Si tiene un peso real, es muy probable que sea genuino. Si pesa tanto como una taza de café, es probable que sea una copia de plástico.

Compra de los mejores

Cuando compra sus lámparas de mosaico turcas de World Home Living, puede estar seguro de que está obteniendo un producto de la artesanía turca que se ha transmitido a lo largo de los siglos. Cada una de nuestras lámparas de mosaico está hecha a mano en talleres de Turquía e importada por nosotros para su disfrute y apreciación. No pierdas tu tiempo con imitaciones baratas. Compre su lámpara de mosaico de la fuente n. ° 1 para estas asombrosas piezas de decoración del hogar: World Home Living